RD no debió romper con Taiwán

RD no debió romper con Taiwán

La noche de este lunes como regalo de la celebración del día del trabajo, el gobierno dominicano, se despachó con el anuncio del rompimiento de relaciones diplomáticas con la Republica China Taiwán, algo que dejó atónitos a muchos.

Aunque era cuestión de tiempo que se produjera este desenlace, ya que la República Popular China, tiene como política de estado que la nación que pretenda tener relaciones comerciales con el gigante asiático, debe romper con Taiwán, por considerarlo una provincia rebelde.

Para tal ejecución, el canciller Miguel Vargas Maldonado se trasladó al país asiático y se reunió con su homologo chico Wang Yi, mientras en al país se dejó hacer el trabajo sucio al convaleciente periodista Cesar Medina, para que entregara al embajador de Taiwán en el país Valentino Ji-Zen Tang, la nota que oficializa la ruptura de las relaciones.

RD como país, que se presume soberano e independiente, en ningún momento debió acceder a tal chantaje, de romper con uno y enlazarse con otro.

La RD debió ser justa con un aliado como Taiwán, que en todo momento nos ha tratado con respeto, y ni decir de las donaciones que nos hacen los taiwaneses, con la entrega de equipos tecnológicos, agrícolas y militares, con la finalidad de fortalecer los lasos entre ambos países.

Solamente el mes pasado Taiwán entregó vehículos y pertrechos militares a RD, que no creo que vaya a entregar el gigante asiático.

Sería bueno saber además en qué pie están parados los dominicanos que realizan estudios de maestría y posgrado en Taiwán, quien se hará cargo de ellos, China, el nuevo aliado, bueeeeno.

Muchos años de labor diplomática, lazos de buena amistad, donaciones económicas fueron rotas de un plumazo con Taiwán, por una promesa de que la Republica Popular China tiene grandes proyectos en carpetas para invertir en el país, pero lo que no se sabe es a cual precio.

Para nadie es un secreto que China facilita recursos rápidamente a los países necesitados, pero los interés que cobra son muy altos, si no pregunten a Venezuela y a otros países de la región.

Lo que debió hacer la nación dominicana fue tener relaciones diplomáticas y económicas con las dos naciones asiáticas, y no inclinarse por una y abandonar a otra, pues eso nos deja muy mal parados por  el momento y nos convierte en un aliado débil que accede a las exigencias de los más grandes.

Abandonar a un aliado en momentos de dificultades no es recomendable, por tal motivo, RD no debió romper con Taiwán.

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.